En su necesidad de producir símbolos que contribuyan a la épica de la que sus líderes carecen, el catalanismo político acaba poniendo en circulación a auténticos payasos que lejos de inspirar grandeza generan desmotivación y la terrible sensación de una infinita precariedad intelectual.

vidal

 

CLICA AQUÍ PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s