sola

A las mujeres de hoy no les pasa como a este personaje del cuadro de Hoper. Más vale estar sola que mal acompañada.

Si usted es española, mujer, atractiva, inteligente, tiene un buen trabajo, vive sola y está -por así decir emancipada- tiene muchas probabilidades de no encontrar pareja, entiéndase pareja a largo plazo, claro. Por el contrario si su atractivo y su inteligencia son medios, no tiene una carrera que desarrollar y económicamente no ha logrado emanciparse las probabilidades de encontrar pareja son más altas que en el caso anterior.

¿Cual es la razón de esto?

El cálculo matrimonial.-

Leyendo este articulo me enteré de algunas cosas que sólo intuía y aunque el citado articulo se refiere sobre todo a la sociedad norteamericana que poco se parece a la nuestra europea, lo cierto es que llevando a cabo ciertas correcciones, sus conclusiones son aplicables a nuestro país.

En nuestro país es aplicable el primer párrafo que preside este post. Hay muchas mujeres que están solas a pesar de ser atractivas y competentes. ¿Por qué se da este fenómeno? ¿Es que los hombres no las prefieren así? ¿No buscan los hombres mujeres competentes para emparejarse a largo plazo?

Algunas verdades que se desprenden del citado articulo:

1.-El cociente de sexos (que haya más hombres o mujeres) cambia por completo el valor del matrimonio (y el del sexo).

2.-En 1960 había 139 hombres empleados por cada 100 mujeres solteras. Hoy son 91 (en USA.

3.-El 80% de las mujeres no se casaría con un hombre en paro.

4.-Si hay pocos hombres, las mujeres esperan menos de ellos, se casan menos y se hacen más independientes.

5.-Cuando hay más hombres que mujeres los matrimonios se mantienen más y se invierte más en los hijos.

6.-Cuando hay más mujeres que hombres los hombres se vuelven más vagos, infieles y tratan peor a las mujeres.

7.- (En USA) Las únicas mujeres cuya tasa de matrimonio no ha bajado es el 10% de mujeres con más ingresos (las más independientes).

8.-(En USA) Mujeres con más dinero y educación se divorcian menos que las mujeres trabajadoras.

Como puede observarse los datos son contradictorios y en parte paradójicos, probablemente porque en USA el divorcio no se vive como aquí (como un fracaso) sino que forma parte de las expectativas racionales de la población. Seria interesante conocer el dato de cuantas mujeres españolas solas están divorciadas (es decir ya han pasado por la experiencia matrimonial) y cuantos matrimonios acumulan esas mujeres americanas que dicen preferir el matrimonio ¿el último?.

La conclusión provisional que extraigo de lo leído y lo observado por mi en la sociedad actual es que la variable critica está en parte en los hombres y en parte en las mujeres, es decir en sus expectativas y también en la precariedad o exceso de oferta. Y no es por tanto una causa única sino un fenómeno multicausal y en cierta forma cultural.

Causas atribuibles a los hombres.-

1.- Hay pocos hombres disponibles y no me refiero al número en bruto de una sociedad cualquiera sino a la precariedad relacionada con el valor de pareja. El mercado sexual está presidido por la precariedad, es decir hay pocos hombres con el suficiente atractivo para atraer a estas mujeres guapas, inteligentes y emancipadas. Tal y como dice George Buss:

“El conflicto procede de la escasez de oportunidades sexuales y reproductivas, de la inadecuación de las parejas o por decirlo en sus propias palabras: la escasez de compañeros deseables y valiosos”.

El valor de pareja es un término de la psicología evolucionista  que no gusta demasiado a la gente en general que rechaza el termino al hacerlo equivalente al de precio. Valor no es igual a precio pero incluso en términos evolutivos la palabra “valor” no coincide con nuestra interpretación actual, valor se refiere al valor de fitness, se trata de un valor que se mide en puntos evolutivos no en logros sociales o económicos.

Usted puede vivir 100 años con buena salud, puede ser poseedor de un magnifico cerebro y haber tenido éxito en su vida profesional pero si no se reproduce, todas esos éxitos van a perderse en el limbo de los justos. El fitness es un concepto etológico de importancia capital pues combina la supervivencia con la reproducción, el fitness es por definición inclusivo, sin sobrevivir no hay reproducción pero sin reproducción la supervivencia es superflua.

Lo cierto es que el valor de pareja no se distribuye uniformemente. Contrariamente a los anhelos de igualdad, todas las personas simplemente no son equivalentes en la moneda de la calidad de pareja. Algunos son extremadamente valiosos, fértiles, saludables, sexualmente atractivos, ricos en recursos, agradables y capaces de brindar con generosidad sus prestaciones. En el otro extremo de la distribución están los menos afortunados, tal vez menos saludables, con menos recursos materiales, o con rasgos de personalidad indeseables tales como la agresividad o la inestabilidad emocional que causan grandes perjuicios a las relaciones y a la calidad de vida. Por no hablar de enfermedades graves, invalidantes o enfermedades adictivas, tan frecuentes como el alcoholismo.

2.- La emancipación de la mujer ha dejado a los hombres desorientados con respecto a qué se espera de ellos en una relación a largo plazo. Al dejar de ser el sostén familiar muchos hombres se encuentran desorientados con respecto a su rol protector de familias y proles. Para un hombre el paso de hijo a marido es demasiado alto para saltarlo solo de un brinco. Es por eso que la mayor parte de hombres solteros convivan o dependan de alguna manera de su familia de origen al contrario que las mujeres.

3.- El sexo fácil es otra de las variables que inciden en el colapso de las relaciones de pareja a largo plazo. He dicho fácil y no libre. En realidad el sexo no es libre sino que se encuentra regulado por las mismas leyes del emparejamiento según las urgencias bien diferentes entre hombres y mujeres. Los hombres solteros tienen tan fácil el acceso al sexo como las mujeres pero sin embargo los hombres no suelen poner pega alguna al“one night stand” y tampoco son muy exigentes en la elección de una pareja a corto plazo. La promiscuidad masculina es superior a la femenina.

4.- La mayor parte de los hombres solteros que conozco son muy inmaduros, lo que significa que mantienen gustos infantiles en sus preferencias de ocio o de diversión,  y pocas ganas de comprometerse con nadie que impida u obstaculice esas tendencias recreativas. Ni el sexo (fácil) ni el dinero (ya no hay dinero de la pareja propiamente dicho) parecen ya importarles demasiado. Compartir gastos no es tener un patrimonio común y sin esa experiencia de “ir en el mismo barco” (que eran los bienes gananciales) la mayor parte de las parejas son incapaces de construir un relato acerca de un futuro compartido.

Causas atribuibles a las mujeres.-

1.- No cabe ninguna duda de que la educación mixta y no segregada ha favorecido más a las mujeres que a los hombres, y no sabemos a ciencia cierta si esta educación mixta les ha perjudicado de alguna manera (a ellos). No son solo las diferentes edades de maduración en ambos sexos los que favorecen un despliegue de mayores rendimientos en ellas, sino que la orientación de la educación favorece las condiciones mentales de las mujeres, la disciplina, la persistencia, la memorística y la docilidad no parecen favorecer la progresión académica de los niños en general. Hoy las mujeres son mayoría en casi todas las carreras universitarias siendo las de perfiles asistenciales las mayormente preferidas por ellas (enfermería, medicina, profesora, psicología, etc). El lector interesado en este tema puede visitar el post que llamé “La paradoja noruega”.

2.- Las mujeres de hoy, al menos el sector (féminas alfa) que más arriba me permitió reflexionar en este post, no se parecen en nada a sus madres que por regla general no tuvieron oportunidad de plantearse si podían o no decidir sobre un matrimonio más o menos conveniente. La variable critica es la posibilidad de disociar sexo y reproducción. Desde que la mujer controla la descendencia de los hombres ha conseguido parecerse más y más a los hombres salvo en una cuestión: no les gusta el sexo tanto como a nosotros,  ni necesitan variedad ni cambio, pero aun así nada le impide practicar el sexo con sucesivas parejas sin miedo a embarazos o compromisos extemporáneos. Los grados de libertad han aumentado y con ellos la incertidumbre.

3.- Por lo tanto se han hecho más exigentes, lo que buscan las mujeres de este estatus son compañeros a la carta con los que compartir una vida apasionante en donde se comparten aficiones (nos gusta a los dos el submarinismo), bailar, ir de viaje, etc. El matrimonio se ha convertido en una especie de “pareja de baile” donde los gustos de la mujer acaban por imponerse a los del hombre, y como todo el mundo sabe niños y niñas no suelen jugar juntos porque no les gustan ni se divierten con los mismos juegos. Ya ni siquiera es necesario plantearse el tener hijos. “Yo no quiero ser madre” suelen decir. Dicho de otra manera la isosexualidad es el modelo actual que preside el imaginario de la pareja y no tanto la heterosexualidad que legitima las diferencias. Se adora lo similar, “es mi alma gemela” dicen.

4.- Lo que descarta que una mujer de este nivel acepte de buen grado ser “la madre” de su marido, es así como llaman a la relación de cuidado que de no existir en la pareja no constituye a la pareja. Sin relación de cuidado, sin relación asistencial y reparto de las cargas no hay pareja sino simples compañeros de piso. “Tu te planchas lo tuyo y yo lo mío”. Y para eso los hombres prefieren a su madre, que les quiere sin contemplaciones.

En suma existen demasiadas brechas de género en la personalidad de hombres y mujeres en las sociedades opulentas. Paradójicamente a mayor igualdad mayores diferencias en los rasgos de personalidad, es por eso que los hombres y mujeres que están más bajos en la pirámide social se emparejan con mayor facilidad aunque tienen el mismo riesgo que las parejas de alto estatus en divorciarse.

Por favor no disparen al autor.

Francisco Traver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s