Este es el nombre, no de guerra, sino de lucha, de los trabajadores técnicos contratados, subcontratados y autónomos de Telefónica, quienes, después de 88 días de huelga en Madrid  y 77 en todo el estado español, decidieron suspenderla el día 22 de junio de 2015 para demandar a Telefónica ante los jueces. Están, pues, en fase de marea baja. De no conseguir nada, la huelga se reanudará después del verano y la marea azul volverá a inundar las calles de las ciudades donde Telefónica tiene sus sedes.

telefonica2El exagerado sometimiento de nuestros medios de comunicación a la presión dictatorial, estatal y financiera, no permite que llegue al público la verdadera situación impuesta a estos trabajadores por las empresas colaboradoras de Telefónica que contratan y subcontratan en unas condiciones que ni el nombre de contratos basura les define; son contratos cloaca, contratos vertedero; contratos indignos a la par que fraudulentos porque si a un trabajador se le hacen contratos de dos o cuatro horas, cuando en realidad trabaja un mínimo de diez, incluso los fines de semana y sin vacaciones, percibiendo salarios en nómina de 300€ y en dinero de caja hasta completar un sueldo de 400 u 800€, se le está timando no sólo a él, sino también a la Hacienda Pública Española y a  la Seguridad Social que, además, corre a cargo del trabajador; igual que el vehículo, combustible, herramientas, útiles de trabajo, parquímetros, uniformes y EPI (equipos de protección individual): botas, guantes, casco, etc. que, en el caso de no poder comprarlos, le alquila la propia empresa. ¿No se llama a esto extorsión?

Y luego está el asunto de la salud laboral, o sea, el entorno de trabajo. He visto unas fotografías de las centrales de Pinto, Hermosilla, Hortaleza, Peñuelas, etc., tomadas antes de la huelga (la que va de fondo de este artículo es sólo una de las muchas que, por supuesto, no publicará ningún periódico que viva de la publicidad) que parecen las instalaciones de un país quintomundista. La suciedad, el abandono, las humedades… Vergonzoso. La meta de una empresa son los beneficios, eso se da por supuesto, pero que para conservarlos o aumentarlos, además de la reducción de salarios, se recorten servicios tan imprescindibles como la contratación de la limpieza o  el agua y que los empleados de las subcontratas tengan que llevar su lejía y estropajo, parece excesivo y abusivo.

Por otra parte, la actuación de algunas de las empresas colaboradoras (contratas y subcontratas) de Telefónica vulneró durante la huelga el derecho constitucional a la misma con intimidación y  coacciones a los trabajadores; comunicados falsos de desconvocatoria por haberse alcanzado un acuerdo inexistente (LITEYCA); escritos dirigidos a los trabajadores advirtiéndoles de su ilegalidad y amenazando a quienes la secundaran que de no presentar justificación de su ausencia en 24 horas la considerarían injustificada (COTRONIC) que además, lo mismo que  la contrata COBRA, dejó de abonar los trabajos realizados en el mes de marzo a los trabajadores de las contratas y subcontratas y a los trabajadores autónomos dependientes (falsos autónomos).

Una de las triquiñuelas de las que se valen las subcontratas  para seguir estrujando al trabajador es la de cerrar la empresa, echar a todo el mundo a la calle, volver a darla de alta con otro nombre y contratar a gente nueva, o a los mismos despedidos en peores condiciones salariales.

AST ha denunciado los hechos, aportando toda la documentación que demuestra la veracidad de las acusaciones presentadas, a la Inspección de Trabajo y Seguridad  Social, donde han asignado un inspector y una subinspectora para ocuparse del asunto. Ya antes, se había entrevistado con los Grupos Parlamentarios, excepto el PP que no quiso recibirles, y de la mano de Podemos ha hecho llegar sus quejas hasta Bruselas, informando del atropello que sufren los trabajadores técnicos por parte de la mayor multinacional de nuestro país. Pero esto lleva tiempo, ya se sabe que las cosas de palacio van despacio, y tiempo es lo que  no tienen estos hombres y mujeres; tras 88 días de huelga su economía está bajo cero y  desgraciadamente las aportaciones tanto en metálico como en alimentos empiezan a escasear; de hecho el banco de alimentos que tiene AST no va a durarles más allá de un par de meses y son muchos los empleados despedidos que no tienen otro medio de subsistencia. Hace falta comida, pero también pañales y potitos para los bebes.

Se dan casos curiosos, como el de Cáritas de cuya labor no se pueden cantar más que alabanzas, pero que sólo ayuda a los parados, no a los huelguistas. ¡Cómo si el hambre entendiera de distingos!

Por no hablar del “Proyecto niño” del señor Alierta, que está muy bien, pero mejor sería como dice Teresa Rodríguez Celador, Secretaria General de AST “que la empresa que él preside se ocupara de que sus miles de trabajadores en todo el mundo tuvieran salarios dignos y no la miseria que cobran que no les alcanza ni para pañales, ni educación adecuada, ni una vivienda digna”.

Por todos los medios a su alcance, y son muchos, Telefónica intenta acallar la voz de los sindicatos independientes como AST que está al lado de esos trabajadores a los que los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT (que pueden ser considerados dependientes porque están más cerca de la patronal) no han prestado su ayuda; antes bien han propiciado las penosas circunstancias actuales al permitir un ERE que destruyó más de cincuenta mil puestos de trabajo; su cometido ha ido encaminado a romper la huelga llegando a convenios poco beneficiosos para los trabajadores, p.e. que cada provincia tenga autonomía para gestionar sus acuerdos con lo cual, por aquello del divide y vencerás, de ser la totalidad de los trabajadores con los que tendría que enfrentarse la patronal, pasan a ser grupos menos numerosos y consecuentemente con menos fuerza.

Cuando una noticia relacionada con el tema de los subcontratados de Telefónica salta a la calle en un medio de comunicación convencional es siempre negativa, tendenciosa y en muchos casos falsa. El periódico El Mundo ha publicado un artículo: Huelguistas de Telefónica cuestionan la gestión del dinero recaudado para los paros, en el que acusa a varios responsables de AST, encargados de distribuir el dinero, de apropiárselo. AST certifica que la Caja de Resistencia, 2838-1969-69-6000178200, está controlada, única, exclusivamente y desde el primer día, por varios huelguistas elegidos por sus compañeros/as en asamblea, entre ellos Víctor Sánchez; que la están gestionando con absoluta transparencia y rindiendo las cuentas para que sean aprobadas por la asamblea, sin que, como se puede comprobar por quien quiera, y desde luego por los jueces, ninguna otra persona pueda hacer gestión alguna al margen de ellos. Y aporta el listado bancario de los movimientos de la cuenta.

El Mundo no ha respetado el derecho a rectificación y no ha publicado la respuesta del sindicato por lo que AST, si no hay conciliación, interpondrá una querella criminal por difamación.

No todo es absolutamente negativo, es cierto que se ha avanzado un poco, pero el tan poco no llega ni de lejos a alcanzar los mínimos establecidos por la ley.

Los ahora ex huelguistas lo tienen claro; les han quitado tanto que les han quitado hasta el miedo y piensan llegar hasta donde haga falta para conseguir que se tomen en serio sus reivindicaciones que no son otras que las debidas a cualquier ciudadano de una nación civilizada en el año 2015 del siglo XXI. La esclavitud hace mucho que fue oficialmente abolida, pero ¿podemos asegurar que sea verdad? ¿No la practican las multinacionales, las troikas, los señores de la guerra, las mafias, algunos jefes de estado y todo aquel con poder suficiente para no tener que dar explicaciones?

Nuria Valldaura Micó

 

Las fotos, que muestran el grado de degradación de las instalaciones, son anteriores a la huelga

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s