Dentro de nada, la muerte de un periodista en acto de servicio dejará de ser noticia y ya ni nos sorprenderá; será noticia el día que ninguno muera o lo maten. Desde hace demasiado tiempo los periodistas están en el punto de mira de todos aquellos a quienes no interesa que se informe de lo que está sucediendo, sea en el frente, en plena guerra entre dos países, la guerrilla, los paramilitares, los señores de la guerra, los mandamases uniformados de cualquier bando de abajo arriba y viceversa; la Mafia y sus adláteres; los narcos, las grandes empresas; lobbies; multinacionales; sectas; fanáticos de todo tipo; la Banca; cleros y sus secuaces; políticos de todos los países y creo que con esto es más que suficiente para darse cuenta de que el ejercicio de la profesión está plagada de obstáculos que impiden llegar a la verdad para clarificar ciertas conductas. Obstáculos que de menor a mayor van desde la simple obstrucción, como es negarse a contestar y  prohibir el acceso a ciertos documentos, a las amenazas, los “avisos”  en forma de paliza, o incendio provocado,  hasta el asesinato.

Por motivos políticos, en gobiernos donde la democracia es una simple palabra vacía de significado -como lo es para muchos que la prodigan en demasía cuando la mera idea de su puesta en práctica les abre la carnes- es un hecho tan corriente que se cuentan por cientos los asesinados en muchas ciudades sudamericanas, en los países árabes, en Asia, en Oriente Medio, etc. pero que tal cosa suceda precisamente en la nación donde su icono más reverenciado es la Estatua de la Libertad, parece como imposible, pero es verdad. Cierto que tenemos antecedentes, la muerte de Kennedy. El inventario de los muertos relacionado con la misma sigue siendo un misterio, como lo es quienes organizaron el asesinato que ha dado lugar a la lista más larga de especulaciones, hipótesis, conjeturas, disparates y en medio de todo ello alguna verdad bien disimulada bajo tanto bombo y platillo.

Pero es que hay algo peor, mucho más grave puesto que se refiere a la destrucción de las Torres Gemelas. Se trata de la muerte de tres periodistas, Robert Simon, Ned Colt y David Carr que estaban preparando un documental sobre la posible implicación de su gobierno en el atentado.

Muertes ocurridas en circunstancias poco claras en el transcurso de veinticuatro horas. El primero, Robert Simon, de la cadena CBS, el día 12 de febrero de 2015, víctima de un extraño accidente automovilístico. El día 13, Ned Colt, corresponsal de la NBC, murió de un hipotético derrame cerebral y David Carr tras un desmayo en su oficina, en el The New York Times, del que no se recuperó y que aún está siendo investigado.

Considerando que esto sucedió poco después de que los tres se asociaran formando una empresa independiente de noticias, para poder trabajar con entera libertad y sin las restricciones impuestas por las grandes cadenas de periódicos y televisión y que sus investigaciones sobre el siniestro de las Torres Gemelas les llevaron a solicitar informes oficiales de los archivos del Kremlin, parece ser que tales iniciativas pusieron nerviosos a estamentos gubernamentales que no deseaban que las pesquisas siguieran adelante.

Cabe preguntarse si los hechos se aclararán algún día o si continuarán siendo nebulosas que emborronan la imagen de la “libertad iluminando al mundo” más conocida como la Liberty Statue.

Y mientras tanto, no me atrevo a mirar las noticias para no constatar, una vez más, que los obreros de la noticia son eliminados por unos y otros por estos y aquellos con total impunidad.

Desde mi columna, un recuerdo agradecido a estos paladines de la verdad que sacrifican sus vidas para que el periodismo sea algo más que una charca en la que se revuelcan las formas más abyectas de la desinformación.

NURIA VALLDAURA MICÓ

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s