Tener dinero en el extranjero es perfectamente legal y los refugios fiscales, mal llamados paraísos, son países con impuestos bajos o muy bajos. Estos refugios sirven, sobre todo, para huir de los infiernos fiscales. Como España. Hay empresarios que usan los refugios fiscales para blindarse ante el crimen, la confiscación, la inestabilidad política, la represión monetaria o la inflación. Paradójicamente, la izquierda y parte de la derecha creen que España es un paraíso fiscal para los ricos, cuando en realidad es todo lo contrario según muestran los datos:

España fue el sexto país de la Unión Europea que más recaudó por impuestos sobre la riqueza: en concreto, el equivalente al 2,8% del PIB… el doble de países a los que supuestamente muchos quieren emular como Finlandia o Suecia (…) España es el cuarto país de Europa con una mayor fiscalidad sobre la riqueza. En concreto, el 8,6% de todos los impuestos proceden de ahí… casi tres veces más que en Suecia o Finlandia. (1)

Los refugios fiscales canalizan la inversión extranjera directa. A finales de 2010, los cincuenta mayores bancos gestionaban legalmente 12,1 billones de dólares en activos offshore. La gran mayoría corresponde a empresas que tienen acuerdos comerciales multinacionales y así consiguen desarrollar sus actividades sin caer en la doble imposición. Los activos de los bancos en refugios fiscales han aumentado en unos diez billones de dólares desde el año 2001.

‘Según la Universidad de Harvard, el aumento de esos activos viene casi siempre después de incrementos de la presión fiscal con unos doce meses de diferencia. Es decir, EL MOVIMIENTO DE CAPITALES FUERA DE LOS INFIERNOS FISCALES SE DA TRAS LAS SUBIDAS DE IMPUESTOS. No es el causante de dichas subidas, como quieren vendernos, sino la consecuencia’. (2)

Uno de los muchos mitos que rodean a los refugios fiscales es que, por su culpa, las arcas de los Estados pierden ingresos billonarios. Sin embargo, ello tampoco es exactamente así:

‘El estudio de la Universidad de Harvard Do tax havens divert economic activity? (B Mihir A. Desai, C. Fritz Foley, James R. Hines Jr) concluye que la evidencia empírica es que los refugios fiscales no reducen la actividad económica en los países de alta fiscalidad, sino que la aumentan. Porque REINVIERTEN SUS DEPÓSITOS MAYORITARIAMENTE EN DEUDA SOBERANA, ACCIONES Y PROYECTOS EMPRESARIALES EN PAÍSES DE LA OCDE y de alta fiscalidad’. (3)

El hecho de que los refugios fiscales puedan ser usados para el blanqueo de dinero sucio provinente de mafias, terrorismo y otras actividades ilegales no significa que se deban prohibir, de la misma manera que nadie piensa en cerrar las administraciones públicas por los numerosos casos de corrupción que en ellas, o a través de ellas, se producen. Los datos apuntan a que el dinero de blanqueo y terrorismo solo puede combatirse eficazmente en la fuente:

‘El Institute of Governance de la Universidad de Basilea hizo un análisis muy detallado de países con alto riesgo de financiación de actividades terroristas y de blanqueo, y de los veintiocho países que identificó solo uno puede considerarse “refugio fiscal”. (4)

La ‘guerra’ contra los paraísos fiscales desatada a partir de 1998 por los países de la OCDE tiene poco que ver con el crimer organizado, el terrorismo o el narcotráfico y mucho con el miedo a la competencia fiscal de países en desarrollo, especialmente a partir de la crisis de 2007:

Por ello la comunidad internacional ha ido modificando los criterios y aumentando las exigencias a medida que algunos países, como Panamá, iban a adoptando gran parte del patrón internacional que se les exigía adoptar. Sólo volviendo poco atractivos a otros países desde el punto de vista fiscal y regulatorio podían, o eso creían ellos, aumentar su poder estatista e intervencionista sin pagar por ello el costo de perder competitividad internacional (y eventualmente de sufrir por parte de sus propios ciudadanos presiones para reducir la carga tributaria usando otras jurisdicciones como ejemplo).

La médula del asunto, pues, no es que los ciudadanos evaden impuestos sino que escapan de lugares donde les cobran impuestos excesivos llevando sus capitales hacia donde su propiedad será menos afectada por el fisco. Esto, para países que se ven obligados a recaudar mucho porque gastan mucho, es intolerable. Y lo es más desde 2007-8 en que la búsqueda de chivos expiatorios para explicar la crisis ha centrado en países como Panamá la culpa de que haya poco control. (5)

Resulta paradójico que la novedad del hallazgo periodístico de los ‘Papeles de Panamá’ sea en gran parte obsoleta. A juicio de algunos expertos en tributación internacional, ‘va por detrás de los avances del Derecho e incluso de la propia operativa bancaria’.

Los expertos creen que las sociedades ‘panamax’ actuales y de otras jurisdicciones parecidas están muertas ante los avances internacionales en materia de coordinación tributaria y del Derecho. Puede ser que en este caso estemos ante un hallazgo periodístico de corte forense (que ya haya prescrito) o quizá ante una investigación que apuntille definitivamente estas prácticas opacas. (6)

Por otro lado, los llamados ‘Papeles de Panamá’ han sido obtenidos por métodos ilegales que perjudican a gestores y clientes honestos, especialmente al no haberse separado previamente lo delictivo de lo legal. Los que han robado y difundido ese material parecen seguir el criterio del obispo Arnaldo Amalric cuando respondió al conde Simón de Montfort en la cruzada contra los cátaros: “Matadlos a todos. Dios ya reconocerá a los suyos”. Es decir, que el fin justifica los medios.

Y más grave todavía, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación se niega a facilitar la documentación a jueces y fiscales.

…sorprende que a la hora de tratar de hacer su trabajo, la Justicia española no pueda disponer de la documentación que ha puesto al descubierto el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, con sede en Estados Unidos, por la negativa de éste a dar otro uso a la información que no sea el de la denuncia ante la opinión pública. Creemos que es un gravísimo error que podría facilitar que posibles irregularidades quedaran impunes.

Los dos medios españoles asociados al Consorcio -El Confidencial y La Sexta- deberían presionar para que toda la información relevante fuera puesta a disposición de la Justicia. La labor del periodismo de investigación no es obtener grandes titulares, sino contribuir a mejorar la sociedad con sus denuncias. Así lo entienden quienes facilitaron al juez, como era su deber, los papeles de Bárcenas, incluso antes de su publicación. (7)

A pesar de ello, los ‘Papeles de Panamà’ tienen mucha importancia para desenmascarar la hipocresía política. Aún que ya sabíamos que existen estados delincuentes y políticos chorizos, ahora tenemos nombres, apellidos, cargos y cifras del expolio público cometido por sus dirigentes: el presidente comunista chino Xi Jinping, el zar postsoviético Vladimir Putin o la nomenclatura política y funcionarial de la Venezuela bolivariana, que con 241.000 documentos convierten al país de Hugo Chávez en el más pringado en toda esta historia.

Los papeles salpican también a hipócritas menores como el primer ministro de Islandia, Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, que defiende en su país un marco de impuestos altos mientras guarda su dinero en jurisdicciones con un régimen tributario mucho más bajo, o como Pedro Almodóvar, a quién aprovecharse de los paraísos fiscales no le impide ser izquierdista y tontear incluso con Podemos.

Ya ven, la evasión fiscal es cosa de ricos, pero también de políticos enriquecidos.

¡Ah! Y para si alguien lo ha olvidado: el PSOE sacó a Panamá de la lista de paraísos fiscales.

psoe-panama

De todos los nombres encontrados en ese montón de papeles sorprende que haya tan pocos estadounidenses. ¿Son los contribuyentes de Estados Unidos más honestos que los de otros países? ¿O simplemente los americanos ricos tienen otras maneras de esquivar los impuestos?

Americans can form shell companies right in Wyoming, Delaware or Nevada. They have no need to go to Panama to form a shell company to use for illicit activities.

When wealthy Americans do want to evade taxes, they turn to Bermuda, or the Cayman Islands, or Singapore. They don’t park their money in Panama.

De todo ello se desprenden más preguntas que respuestas:

¿Por qué y quién ha filtrado toda esa información, mucha de la cual ya está caducada?
¿Por qué ha elegido solo el bufete de abogados de Panamá?

A ver que Consorcio de Periodistas detectives obtiene las respuestas en exclusiva.

 

The Catalan Analyst

…………………………………………….

(1) España: infierno fiscal para la riqueza | Juan Ramón Rallo
//platform.twitter.com/widgets.js

(2), (3), (4) Diez mitos sobre los paraísos fiscales | Daniel Lacalle
(5) Panamá versus la OCDE: ¿es el istmo un paraíso fiscal? | Álvaro Vargas Llosa
(6) Muchos famosos y pocas instituciones | John Müller

(7) Paraísos fiscales y periodismo mal entendido | El Español

Siete claves políticamente incorrectas sobre los ‘papeles de Panamá’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s